Storytelling y educación híbrida

Sady Arturo Loaiza Escalona 

La palabra ha sido siempre un instrumento para la formación de ciudadanías, es vehículo inmaterial para la difusión y preservación de la memoria, es sistema simbólico que permite la relación entre individuos por tal razón su uso se extiende en todos los campos de la vida cotidiana.

Nuestra vida está llena de recuerdos que vienen acompañados de imágenes y sonidos, voces que tienen rostro, colores y olores, es inevitable no escuchar el cantar de las vocales de nuestra maestra de preescolar, al compás de aplausos y gesticulación exagerada, las historias contadas por los amigos en la adolescencia que invocaban espantos, amores y experiencias divertidas, el llanto como emisión de sonidos que buscan comunicar necesidades de niños recién nacidos, la voz cálida de la abuela y ese gesto al abrazarnos con arrullos.

Con historias reales o ficticias y al fragor de calurosos discursos se han cautivado multitudes, políticos, artistas y hasta charlatanes hacen gala de la narración para alcanzar metas y deseos.

Así mismo los maestros plasmamos en una planeación didáctica distintos momentos que con estructura aristotélica plantea un inicio, desarrollo y cierre, esta narrativa requiere una puesta en escena, un aula de clase en ambientes presenciales y distintas plataformas en ambientes remotos, en este tenor podemos referir a la docencia como un arte escénico, el maestro usa la palabra el gesto y el espacio para cautivar a sus espectadores, logrando brindarles información y emoción.

Ante estos planteamientos y en el afán permanente de renombrar y resignificar lo que desde tiempos inmemoriales ha existido, por lo antes expuesto y adicional a que nuestro pensamiento es esencialmente narrativo hoy hablamos del Storytelling que en nuestro español se traduce a “contar historias” En un mundo donde el bombardeo de información es agobiante, las historias son capaces de destacar por encima del resto de mensajes y que siempre generan una interacción superior

Como si se tratara de una barita mágica, las historias son, sin duda, el tipo de mensaje que más impacta entre los usuarios ya que consigue generar un vínculo más profundo.

“Había una vez” continúa siendo una llamada que es casi imposible negarse a atender, a continuación, explicamos algunas ventajas de contar historias alrededor de la practica docente en su modalidad presencial e hibrida:

Conecta la emocionalidad de tus estudiantes

El maestro debe crear vinculo con él o los grupos que atiende, ir más allá del contenido siempre le hará un ser único y siempre estará en línea con sus estudiantes, incluso aun cuando ya no esté con ellos, se olvidan las fórmulas y los conceptos, pero un maestro con empatía y carisma es inolvidable.

   youtube.com    

Aprendizaje situado

Las historias llenas de color local generan confianza y permiten al estudiante conectar con su entorno, es entendido como un proceso de aprehensión de la realidad, mediante el cual se integra nuevo conocimiento de manera activa en el contexto específico donde ese conocimiento debe ser aplicado (Lave y Wenger, 1991; Benavides, Madrigal y Quiroz, 2009).

youtube.com

Narrativa transmedia

 Es una nueva forma de contar historias, se define como una historia que se cuenta a través de diversos medios y plataformas de comunicación. Este contenido se puede ofrecer a través de blogs, videos, libros electrónicos, redes sociales, películas, etc. Todo este contenido tiene un hilo común, a través del cual el consumidor desempeña un papel activo.

youtube.com

  Para Christian Guijosa 2018. Recuperado desde  observatorio.tec.mx   el triángulo comunicativo del storytelling se integra por un narrador, un cuento y la audiencia, los tres estrechamente conectados.

Partiendo del mismo autor menionamos algunos tips para crear historias memorables, no pretenden ser una camisa de fuerza pero si puede funcionar como una guía para acompañar las sesiones presenciales e híbridas.

1. Comprométete con la historia y con tu auditorio, sea cual sea el escenario debes fijar cada elemento de la misma.

2. Utiliza la modulación de voz y dramatiza, sobre todo en espacios remotos, la voz y los gestos deben ser parte de la cotidianidad, no es lo mismo estar en el aula de clase que solo usar la cámara de computadora para captar la atención de los estudiantes

3. Transmite con el cuerpo: gestos, lenguaje corporal y movimiento, no te quedes sentado, levántate de la silla, baila, mueve las manos.

4. Crea imágenes mentales a través de descripciones hechas con todos los sentidos, contar significa describir momentos, colores, olores, así que no limites en describir al momento de dar una clase

5. Usa metáforas.

6. Haz contacto visual con cada uno de tus alumnos; indica con la mirada los momentos que son trascendentales para la narración.

7. Fomenta la interacción a través de preguntas.

8. Lleva un diario y apunta todas las historias que salten a tu paso.

9. Integra un grupo de profesores donde se haga crítica constructiva a sus historias, el trabajo colaborativo es siempre importante en cualquier entorno pero mas en los ambientes híbridos

Finalmente resumimos la importancia del uso del storytelling en el aula de clase en breves palabras:

  • Auténtica
  • Humana
  • Emocionante
  • Interesante
  • Atractiva